La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Baños de VilobatanBaños de Vilobatan

 

Baños de Vilo - Cortijo El Batán

La longitud y duración del recorrido es de unos 6 km, la duracion 2 horas sin descanso catalogacion floja epoca recomendable todas, agua en todo el recorrido calzado y ropa zapatillas de deporte o botas, abrigo dependiendo de la estacion en verano pantalon corto.

Este itinerario nos permitirá conocer el paisaje rural de la Alta Axarquía y el ámbito Sur de la Sierra de Enmedio que magistralmente combina los reductos de bosque mediterráneo con los silvestres frutales y los campos cerealistas. Más que de una caminata se trata un sosegante paseo entre las típicas cortijadas axarqueñas camufladas de álamos e higueras, sus añejos huertos de viejos naranjos y membrillos, olivos y la presencia de arroyuelos y manantiales que vitalizan el paraje.

Descripción del recorrido: Desde la carretera local que enlaza Riogordo con Periana, a unos 5 km. de esta última localidad, cruzaremos un puente sobre el río Guaro y encontraremos a mano derecha un cartel indicador hacia los Baños de Vilo (1). Esta es una encantadora aldea, de casitas agrupadas en fila, donde no faltan en sus terrazas los geráneos, jazmines y parrales. Una vez ubicados en los Baños de Vilo podemos visitar su balneario que actualmente se está rehabilitando.

Estos Baños datan desde el siglo XVII aunque la estructura anterior a la restauración corresponden al año 1823. Sus aguas brotan a la temperatura de 19ºc, en terrenos calizos, estando clasificadas como sulfatadas cálcicas-magnésicas). Además de estos componentes contienen cantidades minoritarias de flúor, litio, hierro, manganeso, cromo, arsénico, y abundancia de gases (nitrógeno y sulfhídrico). Estas aguas se recomiendan para enfermedades cutáneas en general. Si subimos desde el carril asfaltado a las casas más altas de la aldea, y tomando un camino que da acceso al porche de una de ellas, veremos una callejuela muy estrecha que sube hasta una alberca (2).

Próximo a la cabecera de la alberca se sitúa un cruce entre una senda que discurre paralelamente a un arroyo y un carril que va hacia la derecha. Tomaremos la senda. Subiendo entre olivos centenarios llegaremos hasta un carril que está atravesado por un arroyo (3).

Tomaremos el tramo hacia la izquierda desde donde se divisará la cortijada de Zapata entre una frondosa vegetación. Nos sorprenderá la imagen de este vergel, donde la espesura de álamos negros, sauces, mimbres, higueras y zarzas indican el camino del incesante rebullir de los arroyos y delimitan la planta circular de la cortijada. Continuando por el carril pasaremos por una fuente y más tarde por una alberca que rezuma frescas aguas.

Este camino rápidamente se enfunda entre campos arbustivos de almendros y melocotoneros, para subir un pequeño cerro donde unos metros hacia adelante, a unos 1,5 kms de Zapata, se sitúa en su margen izquierda un nuevo carril (4) cuyo firme se encuentra en peor estado que el anterior.

En este cruce se encuentra una señal caída que indica el lugar. Bajando por este camino llegaremos a El Batán (5) donde a las puertas de un cortijo y ocultada bajo un tapiz de cardos se aprecia los brotes de agua que manan bajo las piedras. Este es el inesperado manantial de El Batán, que con más de 100 litros por segundo es uno de los mayores de la zona. Además es la única fuente del entorno que mantiene el mismo caudal en verano, y ello es debido a que el acuífero es de roca travertínica con una porosidad que controla siempre el mismo flujo de agua.

Este es un idílico lugar para contemplar el paisaje de fondo, donde una interminable ladera salpicada por grises peñas, blancos cortijos y verdes arboledas es interrumpida por la mancha azul del Embalse de la Viñuela.Desde este cortijo baja un carril que accede hasta el puente sobre el río Guaro de la carretera local Riogordo-Periana (hito 1), donde comenzó el itinerario. Descripción 1: Puente sobre el río Guaro en la carretera comarcal Riogordo-Periana.

Comienza el carril asfaltado hacia Los Baños de Vilo. 2: Alberca por encima de las casas más altas de la aldea de los Baños. Tomamos senda ascendente junto al arroyo. 3: Carril que es atravesado por el mismo arroyo. Tomar tramo izquierdo hacia Zapata. 4: Cruce hacia la izquierda de carril secundario y en peor estado.

Tomar esta dirección descendente. 5: El Batán. Flora y fauna Al comienzo del itinerario predomina la vegetación de riparia, situada junto al río Guaro, como chopos, hinojos, zarzamoras, juncos, helechos, rosas silvestres, yerbabuenas, adelfas, etc..., así como elementos típicos de bosque mediterráneo como encinas, lentiscos, algarrobos, coscojas, acebuches, palmitos, retamas, mimbres, aligustres, etc. Entre los árboles del huerto tenemos a los olivos verdiales, granados, membrillos, naranjos, mandarinos, ciruelos, limoneros, higueras, nísperos, melocotoneros, almendros, acerolos, perales etc... También hay chumberas, pitas, palmeras, etc...

Pasadas las nuevas plantaciones de melocotoneros y almendros de la finca de Zapata y hasta El Batán, tenemos los mejores ejemplares de acebuches de la zona, junto con los olivos, algarrobos, encinas quejigos, chaparros, cornicabras, tomillos, romeros, jara, lentiscos, gayombas, espliegos, tojos, cardos, matagallos, majuelos, madreselvas, etc... Como animal más característico tenemos al camaleón.

Entre los mamíferos zorros, conejos, liebres, topos, comadrejas, tejones hurones etc, ... Aves, perdiz, codorniz, vencejo, mirlo, gavilán, pinzón, arrendajo, cuco, cernícalo vulgar, reyezuelo, buho chico lechuza, carabo, autillo, mochuelo ,etc... Geología Materiales de derrubios (arenas y gravas arcillosas) procedentes de la erosión de las calizas jurásicas de la Sierra de Enmedio.

Los afloramientos rocosos corresponden a calizas, excepto en el cortijo El Batán que corresponden a travertinos y en la aldea de los Baños de Vilo que son unas dolomías negras. Es importante indicar que las aguas sulfídricas cálcicas de los Baños de Vilo, proceden de unos materiales triásicos ricos en sulfatos y carbonatos cálcico-magnésicos, que se sitúan en un pliegue anticlinal bajo las dolomías.